El aire es esencial para todas las clases de vida en el planeta.

Contiene una mezcla homogénea compuesta por diferentes gases.

Composición del aire

nitrógeno (78 %), oxígeno (21 %),y otras sustancias (1 %), como ozono, dióxido de carbono, hidrógeno y gases nobles (como kriptón y argón).

La respiración de las plantas.

Durante el proceso evolutivo, las plantas desarrollaron dos mecanismos opuestos para obtener energía: la respiración y la fotosíntesis (solo a la luz del día).

¿En qué se diferencian?

Podría decirse que son mecanismos biológicos opuestos, ya que la

fotosíntesis consiste en fabricar materia orgánica utilizando la energía obtenida de la luz solar, mientras que la respiración tiene como fin último la degradación de materia orgánica para obtener energía (para ello se necesita oxígeno, que se capta del aire).

No hay que olvidar que cuando hablo de respiración quiero decir no sólo la entrada de oxígeno y la salida de dióxido de carbono, sino todo el proceso que ocurre en el interior de las células, para el cual es necesario el oxígeno y en el cual se desprende dióxido de carbono. Este proceso, llamado “respiración celular”,

diferencias entre fotosíntesis y respiración celular:

  • En la fotosíntesis se fabrica materia orgánica y en la respiración se destruye.
  • En la fotosíntesis se consume energía y en la respiración se produce.
  • En la fotosíntesis se libera oxígeno y en la respiración se toma del aire.
  • En la fotosíntesis se toma dióxido de carbono del aire y en la respiración se expulsa.
  • En la fotosíntesis se fabrica materia orgánica y en la respiración se destruye.
  • La fotosíntesis tiene lugar en el interior de unos orgánulos de las células vegetales llamados cloroplastos. La respiración celular se lleva a cabo en el interior de las mitocondrias.

¿Por dónde respiran las plantas?

¿Cómo lo hacen? Fundamentalmente a través de unos pequeños orificios situados en el envés de las hojas llamados estomas, pero también a través de los tallos, las raíces y hasta las flores. Las raíces absorben el oxígeno que hay en los suelos a través del agua.

 Pero los estomas no son simples “agujeritos”, sino unas estructuras bastante complejas, formadas por un par de células con forma de riñón, llamadas “células oclusivas“, las cuales están unidas dejando entre ellas un pequeño hueco, el “ostiolo“, a través del cual se intercambian los gases. Además, a su alrededor y bajo ellas, existen otras células (llamadas adyacentes).

 La adquisición de dióxido de carbono y el intercambio de oxígeno por los estomas.

Son fundamentales para que se desarrollen los procesos de fotosíntesis y respiración de las plantas. Sin embargo, su apertura también provoca la pérdida de agua de la planta en forma de vapor a través del proceso denominado transpiración.

Por esto, la apertura o cierre de los estomas está muy finamente regulada en la planta por factores ambientales como la luz, la concentración de dióxido de carbono o la disponibilidad de agua.

Según investigaciones, se conoce que algunos cationes como el potasio y calcio y aniones como el cloruro intervienen activamente en la apertura y cierre de los estomas.

En casos de sequía (estrés hídrico) se cierran los estomas impidiendo pérdidas de agua en la planta, lo cual, sin embargo, también imposibilita el intercambio de gases y, en consecuencia, la entrada de CO2 atmosférico necesaria para la nutrición de las plantas mediante el proceso de fotosíntesis. Es por ello que en regiones xerófilas, los estomas frecuentemente son pequeños o casi inexistentes, y además, contienen cantidades apreciables de ceras, pelos y tricomas, que dificultan la salida del vapor de agua.

Recientemente, científicos de EE UU han descubierto en plantas del género Arabidopsis que estos estomas también son un blindaje frente a los invasores. Las celdas protectoras tienen receptores que detectan las bacterias y hacen que el estoma se cierre.

La fotosíntesis

La fotosíntesis es el proceso por el cual la planta absorbe el dióxido de carbono del aire y expulsa oxígeno hacia fuera. Este proceso ocurre durante el día, gracias a la luz solar que es atrapada por la clorofila, presente fundamentalmente en las hojas, responsable de su característico color verde.

Además de expulsar oxígeno a la atmósfera por los estomas, la fotosíntesis es parte fundamental de la alimentación de las plantas, ya que gracias a la energía del sol, los vegetales transforman la savia bruta en savia elaborada, que es su comida. Por este motivo se dice que las plantas son autótrofos, es decir, que producen su propio alimento.

Con  C.B.Antiox de Radical Nutrients puedes limpiar toda clase de sustratos y desintoxicar las plantas de radicales libres provenientes de abonos minerales que se van acumulando en la planta, sobre fertilización o por utilizar productos fitosanitarios, es muy importante realizar varios riegos antes de la cosecha, para limpiar la planta de residuos que pueden afectar al sabor y a la calidad final de los frutos.

VENTAJAS:
– Desintoxica las plantas y limpia la sabia de radicales libres.
– Paraliza la oxidación de las moléculas y atrapa los radicales libres que son muy dañinos para las células.
– Aplicado al riego, quelata los minerales del suelo, poniendolos a la disposición de las plantas.
– Disminuye el estrés salino provocado por altas y bajas temperaturas.
– Produce mayor apertura de estomas, con lo cual en la planta aumenta y mejora la respiración.
– También debe aplicarse cuando las plantas son intoxicadas por tratamientos fitosanitarios o exceso de sales procedentes de los abonos minerales.
– Aumenta la resistencia de las plantas contra el ataque de plagas y enfermedades.
– Frutos sanos y libres de toxinas.

APLICACIONES:
Aplicar en plantas que utilicen una tabla de abonado mineral o organo-mineral y cuando se utilizan productos fitosanitarios, también con excesos de sales en los suelos o en las plantas y suelos contaminados por materiales contaminantes o pesados.